AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101
AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101

AURICULARES T-DAGGER MCKINLEY 3.5MM NEGRO T-RGH101

Precio habitual
$ 420.00
Precio de oferta
$ 392.00
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

T-RGH208 MCKINLEY

La mitad subvalorada

Un viejo y sabio meme solía decir “La radio de los GTA es mejor que la radio real. Change my mind”. Si has jugado alguno de los juego de la saga, seguramente estarás de acuerdo. Pero no se trata de un detalle casual ni de un hecho aislado, sino de una pista que revela un hecho objetivo: los grandes desarrolladores de la actualidad invierten enormes cantidades recursos en el apartado sonoro de sus juegos. Más, incluso, que la industria del cine. ¿Y por qué? Por la sencilla razón de que el sonido constituye prácticamente la mitad del juego. La mitad que, con injusticia, solemos valorar menos.

Lo bueno es que disfrutar apropiadamente del audio es mucho más fácil, requiere muchos menos recursos de nuestra parte que disfrutar apropiadamente de la imagen. Como prueba de ello, te traemos los McKinley, un juego de auriculares con micrófono diseñados especialmente para el gaming, para que puedas disfrutar como corresponde, sumergirte de lleno en los universos virtuales, comunicarte claramente con tu equipo en las batallas online y, si te animas, transmitir en vivo tus partidas.

Auriculares hechos por gamers para gamers; los McKinley son la solución que viniste a buscar.   

Experiencia inmersiva

Los McKinley son auriculares estéreo que destacan por su nitidez y su potencia. Sus diafragmas están construidos con imanes de neodimio, un tipo de imanes con una gran intensidad de campo que resultan ideales para los sistemas de audio y constituyen una de las claves de su excelente rendimiento.

Además, son auriculares inmersivos: sus copas circumaurales que envuelven toda la oreja, ayudadas por gruesas almohadillas recubiertas de cuerina sintética, brindan un aislamiento acústico impecable que realza el trabajo de los diafragmas creando un auténtico subespacio sonoro, un mundo propio dentro del mundo.

En otras palabras: cuando te calces los McKinley y empieces a jugar, descubrirás todo lo que te estuviste perdiendo hasta ahora, que es algo más —y bastante más— que la radio del GTA.     

Comodidad nivel gaming      

Un capítulo de una serie dura, en promedio, entre 30 y 40 minutos. Un disco musical completo —de cualquier género— suele rondar la hora de duración. Una película rara vez supera las dos horas. Una jornada de juego, en cambio, puede extenderse bastante más. ¿O no?

Por esa razón, los auriculares diseñados para gaming son diferentes. Al menos, deberían ser diferentes (aunque no siempre es el caso). Ante todo, tienen que ser cómodos. Es algo que sabemos por experiencia propia, y por eso los McKinley son como son: cómodos.

Están diseñados para atenuar significativamente el estrés sobre las zonas de contacto, que son las orejas y la parte superior de la cabeza. Tanto la vincha como las copas están provistas de almohadillas gruesas y suaves, recubiertas de cuerina sintética, un material muy agradable al tacto. Esto, sumado a la alta flexibilidad de la diadema, proporciona un calce suave que minimiza la incomodidad en el uso prolongado.

En definitiva: que sea tu dignidad de jugador y no tus auriculares lo que te lleve a decir: “Basta, suficiente” después de una partida entorpecida por el cansancio, recargada de errores y de mala o ninguna estrategia. 

Materiales confiables

Los McKinley son firmes y flexibles; los componentes internos están bien protegidos dentro de sus carcasas, y los externos presentan una enorme resistencia a la torsión. Esto es importante porque mucha gente que conocemos (amigos de amigos) tiene una cierta propensión a frustrarse en la derrota y maltratar sus periféricos. No alentamos esa mala conducta, pero es mejor prevenir que curar.

En el mismo sentido, el cable de los McKinley está igualmente preparado para las desprolijidades de conducta. Está recubierto por un tejido mallado que incrementa su resistencia a la torsión y minimiza las posibilidades de nudos y enredos. Además, tiene una extensión más que generosa: 2,4 metros, un detalle que sabrás valorar.

A diferencia de ese compañero de equipo que alguien sumó a último momento porque faltaba uno, los McKinley son confiables.        

Jugar, comunicarse, transmitir

El micrófono con brazo rebatible de los McKinley es perfecto para transmitir con claridad los respetuosos diálogos de las partidas multijugador, imprescindibles para perfeccionar la estrategia, reforzar los lazos de camaradería y enaltecer los buenos valores del juego. Porque así son y de eso se tratan aquellos diálogos, ¿verdad? ¿Verdad?

En fin, el micrófono de alta fidelidad, con captación direccional y cancelación de ruidos cumplirá con su deber de registrar con claridad lo que sea que salga de tu boca. Y si quieres transmitir tus partidas en línea, te dará toda la calidad de captura de audio que necesitas, poniendo tu voz en el centro y dejando afuera los ladridos de Firulais.   

Extras: controlador integrado y adaptador

Para facilitarte las cosas, el cable de los McKinley posee un controlador integrado que te permite manejar los niveles de audio y silenciar el micrófono de una manera rápida y sencilla. Útil, cómodo, bien pensado.

Por otra parte, los McKinley incluyen un adaptador 2x1 (TRRS) de 3,5 mm que te permite unificar los dos conectores independientes (el de los auriculares y el del micrófono) para que puedas, por ejemplo, utilizarlos en el teléfono o en otros dispositivos con funcionalidad plena. 

Especificaciones técnicas

  • Tipo de salida: estéreo.
  • Tipo de copa: circumaural (rodea completamente la oreja). Con cuerina sintética y almohadillas de espuma suave.
  • Material diadema: plástica, flexible, con almohadilla de cuerina sintética suave y duradera.
  • Vibración:
  • Frecuencia de respuesta: 20 - 20k Hz.
  • Impedancia: 32 Ohm.
  • Diámetro del diafragma: 40 mm con imanes de neodimio.
  • Sensibilidad: 118 dB.
  • Retroiluminación:
  • Tipo de cable: 2,4 m de material mallado, flexible, de alta resistencia.
  • Conectores: 3,5 mm (x 2).
  • Peso: 276 g.
  • Software:
  • Impedancia: 2,2k Ohm.
  • Sensibilidad del micrófono: -42 dB +/- 3dB.
  • Tipo de micrófono y captación: de brazo rebatible, con captación direccional.
  • Extras: control de volumen y micrófono en cable.
  • Contenido de la caja: manual, adaptador 2x1 para auriculares y micrófono.